En este momento estás viendo XXII edición Marcha Lagunas de Neila

XXII edición Marcha Lagunas de Neila

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Un año más me desplacé a Quintanar de la Sierra para participar en la 22 edición de su marcha cicloturista con final en el alto de Lagunas de Neila. Si bien no se trata de un evento de gran envergadura, después de un constante trabajo desarrollado a lo largo de 22 ediciones, se puede asegurar que es un clásico bien asentado en el calendario cicloturista.

Después de haber perdido ya la cuenta de mis participaciones, uno ya es sabedor de estar participando en una prueba cicloturista en la que todo transcurre con naturalidad y armonía. Tanto a nivel de recorrido como de servicios se nota esa experiencia atesorada durante 22 ediciones, sin estridencias pero sin escatimar ningún servicio o facilidad tanto para hacer un tranquilo recorrido como para poner a prueba a los más competitivos. Da la falsa impresión que todo funciona por si mismo, obviamente los que nos dedicamos a estas cosas sabemos que todo es consecuencia del esfuerzo de un equipo entregado.

Dicho esto he de decir que este año no ha sido una edición especialmente animada. Es posible que haber coincidido por segundo año consecutivo con La Indurain, haya mellado la moral de la organización y eso haya ido en detrimento de detalles coloristas como la megafonía y el arco de salida, o la cuenta atrás de los kilómetros y porcentaje que falta a la cima en la subida estrella final a las Lagunas. También se ha obviado, en este caso con buen criterio, algún avituallamiento que ciertamente no era necesario. En todo caso los servicios prestados en ruta han mantenido la calidad habitual, proveyendo de bebida y fruta fría en los avituallamientos, así como unas ambulancias y servicios mecánicos siempre atentos a echar una mano.

En cuanto a mi participación, ha sido una edición tranquila y con una climatología agradable. Los compañeros de ruta, en la línea de otras ediciones, quizás este año se ha visto un ambiente algo menos competitivos. Posiblemente la gente que se lo toma más en serio estaba en la Indurain, o simplemente fuera yo que anduviera rodando en posiciones más retrasadas. Como en otras ocasiones, me toco responder alguna que otra pregunta acerca de nuestra marcha y las sorpresas que estábamos preparando para la VI edición de nuestra 7 Muros. Gages de portar la equipación rosa.

Como siempre disfruté del placer de recorrer lugares como Canicosa, Navaleno y San Leonardo que rememoran los recuerdos de aquellos maravillosos veranos de la infancia. También evocador el paso por un lugar con tanta historia como Salas de los Infantes, o esa Sierra de la Demanda que recorremos a través de bonitos desfiladeros a la altura de Barbadillo de Herreros.

Pero el plato fuerte habría de llegar al finalizar esta vuelta cicloturística, el asalto a la mítica subida de Lagunas de Neila. La verdad es que actualmente la prueba adolece de la dureza de antaño por centrarse en una única subida final. Nada que ver con aquellas ediciones en las que se añadía una subida inicial nada más salir, o anteriormente cuando se pasaba por Santa Inés. De todos modos no hay mal que por bien no venga, y llegando tan entero se disfruta doblemente de la ascensión.

Por último agradecer a UC Burgalesa su organización ya que nuevamente ha sido un placer disfrutar de vuestra marcha. Estoy de acuerdo con vosotros en que la cantidad no es lo importante, y en calidad nunca decepcionáis.

Espero poder seguir disfrutando de vuestras Lagunas en próximas ediciones. Nos vemos.