Crónica de Fernando en la Rompepiernas 2019

Crónica de Fernando en la Rompepiernas 2019

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Algo tiene Rompepiernas que me engancha, ya es el tercer año consecutivo que acudo a Sos del Rey Católico (Zaragoza) para recorrer las Altas Cinco Villas, me encanta esta prueba. Para mí es ya un clásico del calendario cicloturista nacional al igual que Quebrantahuesos y nuestros 7 Muros de Pozalmuro.

Por motivos personales y profesionales este año no tengo la mente puesta en la bicicleta ni en la QH, aunque mi objetivo coincide en fecha, el 22 de Junio. Es por ello que acudí a Rompempiernas con el único objetivo de despejar la mente después de muchos meses de estudio y mantenerme activo. El dorsal era una excusa para pedalear por carreteras diferentes ya que en los dos años precedentes había cubierto el recorrido medio y este año decidí cubrir el corto de 94 km para no machacar al cuerpo y estar fresco para el día siguiente.

Así pues la tarde de antes llegué con la zugafurgo con la bici, ropa de abrigo por la previsión de frio y unos apuntes para no perder demasiado la rutina previa al sueño… Cogí los dorsales para mis compañeros de Zarabici que venían al día siguiente, revisé mi bici, cené y a repasar antes planchar la oreja.

A las 8 me despertaron los ciclistas que ya empezaban a llegar así que arranqué la rutina previa a la marcha. Los nervios, a pesar de no tener objetivos deportivos en 2019, me empezaron a inundar y me encantó, porque eso significa que lo que hago me gusta, que no es rutina, que la bicicleta es un complemento necesario y muy satisfactorio en mi vida. Gracias Abel por esta foto.

En la salida pudimos juntarnos y hacer grupeta para acompañar a María José Pueyo, quien fuera olímpica en Pekín 2008 en la disciplina de Maratón. Era su debut en una marcha cicloturista y lo hizo francamente bien. Claro, no podía ser de otra forma llevando a Roberto delante y animándola en los momentos que había que mantener un ritmo suave pero constante en las subidas.

En los años que llevo en esto del ciclismo y dentro de zarabici valoro muy mucho lo que significa tener un equipo alrededor, que deja sus objetivos personales de lado, para ayudar a conseguir los objetivos de otros que pasan a ser propios. Al acabar la ciclo el “speaker” entrevistó a Mariajo y se emocionó mostrando así la humildad de una deportista que ha sido de élite y ahora se centra simplemente en disfrutar.

El resumen de la prueba es que es preciosa, exigente y dura, más en este año con el cierzo que sopló y a pesar de estar acostumbrados los que entrenamos en Zaragoza, siempre es incómodo. Me gustó mucho llevar un dorsal sin otro objetivo que llegar a meta y disfrutar de la conversación a lo largo de los kilómetros con Pascu “el frutero”, “albonidiguilla” Fochi, “La pantera de Gante”, “El General” Mario, Diego, Roberto y Mariajo.

Como diría nuestro “Boss” JM, pasamos: ¡UNA GRAN MAÑANA DE CICLISMO!

La organización es exquisita, los cruces están todos bien señalizados por un equipo de voluntarios que anima al paso de cada ciclista. Memorable su trabajo y aguantando durante varias horas en la jornada del 4 de Mayo de 2019 con el frío y aire que hizo. La bolsa del participante, de la cual mostramos una foto a continuación, no llega a ser como la de nuestra paletilla de cerdo curada, pero sin duda es una de las mejores que un cicloturista puede recibir.

En definitiva, cumplí mis objetivos personales y estaré siempre agradecido al pueblo de Sos del Rey Católico por organizar esta marcha cicloturista tan bonita y referente en las provincias colindantes.

¡NOS VEMOS EN 2020!